IRRITACIONES, SARPULLIDOS...

Cuando exponemos la piel a ciertos agentes dañinos: químicos, vegetales, animales, climatológicos...La piel responde provocando cambios de color, picor, escozor...Para alertarnos que algo no va bien. Lo primero que debemos hacer es calmarla, retirar el agente que nos está causando esa reacción y ayudarla a restaurar la barrera cutánea.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionada de cookies y la aceptación de nuestra política de cookies